Porque se vuelve a decir que el Cigarrillo electrónico es peor que el Tabaco

El cigarrillo electrónico no es perjudicial para la salud

el-lado-oscuro-del-vapor

Pues no, no es perjudicial para la salud al menos si quitamos la nicotina, que solo es Adictiva y no cancerígena como se afirma algunas veces.

– ¡¡¡Entonces !!! ¿Por se vuelve a decir que el Cigarrillo electrónico es peor que el Tabaco?

pues es relativamente sencillo, por las implicaciones y el impacto económico en ciertos sectores, como el político, farmacéutico y tabaquero. Si, parece raro, pero más adelante veréis como al final están relacionados los 3 sectores.

  • Político: se podría decir que no tiene mucho sentido, pero los políticos y los gobiernos, directamente o indirectamente reciben mucho, muchísimo dinero tanto de los lobbys farmacéuticos como de los lobbys tabaqueros, los impuestos, tasas y demás cargas es lo normal que todo el mundo conoce, pero es una parte muy importante del pastel que en un ejemplo más adelante os detallare, pero también están los sobre sueldos, regalos, favoritismos, y demás corruptelas de las cuales ya se han echo muchas películas, documentales y reportajes que salen cada poco en poco en los periódicos y televisiones de todo el mundo.

VaporEleccion-ecig-o-tabaco

  • Lobbys tabaqueros: en este nos vamos a centrar muy poco ya que del tabaco hay tantísimo por leer y todo malo, que poner algo más aquí, seria más de lo mismo, pero yo siempre pongo el mismo ejemplo y es mi caso, soy ex-fumador, llevo más de 6 años sin fumar y me fumaba unos dos paquetes y medio de tabaco al día de Ducados negro, pero todo es cuestión de matemáticas, por cierto este ejemplo también es válido para el tema de por qué a los políticos no les gusta el e-Cig

Ejemplo: si yo fumaba 2,5 paquetes al día, vamos a ver cuanto era en un mes

2,5 x 30 días = 75 paquetes a 5€ cada paquete = 375€/mes en tabaco, para los que no lo saben, en impuestos directos o indirectos se va más o menos un 85% de los 375€

el 85% de 375€ = 318,75 para impuestos y 56,25€ para el tabaco

teniendo en cuenta que yo deje de fumar hace más de 6 años, quiere decir que las tabacaleras han dejado de recibir por mi parte unos 4050€ eso por mi parte, multiplicarlo por cada vapeador que hay en el mundo y veras como es un daño considerable a su economía

Por supuesto la parte que pilla el estado o el gobierno de turno es muchísimo menor, permitirme este inciso de los políticos, ya que al final están metidos en todos los fregados, y echemos cuentas.

Yo al mes puedo gastar en líquidos unos 20€ y en repuestos unos 10€, pero vamos a cubrirnos las espaldas y lo vamos a duplicar, asique, supongamos que al mes me gasto unos 60€

el IVA de 60€ es 12,60€, frente a los 318,75€ que me gastaba antes en tabaco

como podéis ver, las tabaqueras y por descontado los gobiernos pierden muchísimo dinero con cada fumador que se pasa al vapeo,

  • Lobby Farmacéutico

Las farmacéuticas tienen monopolizado el mercado para dejar de fumar a través de la famosa nicotina como tratamiento (en pastillas, chicles, parches, sprays, medicamentos, tratamientos como la acupuntura, la hipnosis, etc.), que tiene un índice de eficacia demostrada inferior al 20% pero que se sigue utilizando y vendiendo exclusivamente por ellos.

Los grandes laboratorios multinacionales ya trabajan en el lanzamiento de sus cigarrillos electrónicos amparados en ensayos clínicos. El día que salgan al mercado ningún médico, ni asociación, ni organización relacionada con la salud dirá que es malo para la salud. Contarán lo que nosotros aseguramos desde Vapor-Madrid y las asociaciones de Vapeo Upev y Anesvap, que es un producto que ayuda a dejar de fumar. No busca nuevos adictos a la nicotina o al vapeo, sino que se configura como otra alternativa para combatir la plaga del tabaco. Ese día, la glicerina dejará de ser nociva; la nicotina, como estará avalada con estudios, aunque sea la misma, dejará de ser adictiva; y, con ello, el cigarrillo electrónico se empezará a reconocer como lo que es ya hoy, una de las grandes opciones a nuestro alcance para intentar dejar de fumar.

y por supuesto, todo lo que perjudica a las grandes farmacéuticas, perjudica a los gobiernos y políticos, otra vez, no hacen falta referencias ya que tenemos películas, documentales y reportajes que salen cada poco en poco en los periódicos y televisiones de todo el mundo.

VaporEleccion4-deja-de-fumar

 ¡¡¡Entonces !!!

¿Por se vuelve a decir que el Cigarrillo electrónico es peor que el Tabaco?

En los artículos que se han publicado últimamente en muchos medios, se pretende hacer creer que el cigarrillo electrónico es algo muy perjudicial para la salud. Ante esto, nosotros tenemos que decir que, si lo comparamos con algo 100% inocuo, por supuesto que podría llegar a perjudicar la salud. Pero lo que todo el mundo parece obviar es que el cigarrillo electrónico nace como alternativa al tabaco.

Recordemos que el tabaco mata al año en España a más de 60.000 personas. Esto es un dato cierto y contrastado. El tabaco le cuesta a todos los españoles más de 10.000 millones de euros al año en tratamientos asociados a su consumo. Por tanto, todo el que escribe o se pronuncia en relación al cigarrillo electrónico lo hace sin tener en cuenta que está atacando y denigrando una de las alternativas al tabaco más eficaces jamás inventada.

Desde su nacimiento comercial por el 2003, en el mundo hay más de 100 millones de personas que lo han usado alguna vez con el único objetivo de dejar de fumar o fumar menos. Cuando se habla de que es una nueva forma de incitar al consumo es un completo error. El que no fuma tabaco no utiliza cigarrillo electrónico.

Sabemos que ahora esta de moda jugar y hacer trucos con el vapor, aunque no se sea fumador, bueno desde las tiendas y las asociaciones siempre se a recomendado para los fumadores, pero es cierto que ya hay varios estudios que demuestran que el vapeo a 0 de nicotina es prácticamente inocuo, por tanto, tampoco tiene mucho sentido ponerse en contra de estas practicas, siempre que sean mayores de edad y lo usen con sensatez .

Es muy fácil demonizar algo para destruirlo. Esto es como hablar mal de los amigos cuando no están delante, que es gratis. Y muchas veces se habla sin documentarse debidamente. Los de vapeo dispositivos, llevan como base para provocar el vapor:

  1. propilenglicol; el mismo conservante que utiliza un medicamento para bajar la fiebre de los niños (Apiretal o Dalsi) para estabilizar el producto. Nadie se preocupa del propilenglicol, ni nadie dice o habla de que sea nocivo para la salud. Eso sí, la cosa cambia cuando se refiere a su uso en cigarrillos electrónicos.
  2. La glicerina vegetal es un ingrediente que consumimos en nuestra alimentación diariamente. Infinidad de alimentos la llevan y nadie se preocupa de que sea nociva o no porque el CODEX alimentario la recoge y la avala como ingrediente para la elaboración de alimentos.
  3. Aromas alimentarios con lo que dan los muchos sabores que hay, pero que no dejan de ser los mismos aromas que se usan en la alimentación de consumo humano.
  4. Y nicotina solo los que vapean con nicotina, nicotina por cierto de las mejores calidades ya que se usan de grado farmacéutico que es el grado más alto de calidad, en el tabaco no se sabe, hay ya muchos estudios que demuestran que la nicotina vapeada es menos adictiva que la nicotina fumada de los cigarros normales, ya que en los cigarros muchos de los componentes químicos y medicamentos que llevan, ayudan a potenciar la adicción de la nicotina fumada. Por no decir que según la OMS la adicción de la nicotina es similar al de la cafeína

Y por supuesto, la nicotina no es cancerígena, por muchos doctores que quieran decir que si lo es, hay estudios científicos que

demuestran que no lo es

de hecho no hay ni un solo muerto o enfermo demostrado en todo el mundo, no hay ni uno solo documentado o conocido y repetimos EN TODO EL MUNDO, por muchos anuncios sensacionalistas y falsos que saquen cada dos por tres como La noticia de hace unos años de un paciente al que diagnosticaron una neumonía lipoidea que causo revuelo y ha reavivo el debate en torno al cigarrillo electrónico, pero está demostrado que que el paciente entro por una patología que se la agravaron con los aerosoles que le administraron provocando así el encharcamiento de los pulmones, a las dos semanas salieron los médicos rectificando y desmintiendo la noticia de la supuesta enfermedad por el cigarrillo electrónico, pero eso ya no salio en tantos medios de comunicación ni se le dio tanto bombo.

En fin, podríamos dar muchos más argumentos, ejemplos de uso, testimonios de personas que han dejado de fumar, que fuman menos o personas que no han conseguido nada. Todo menos personas que hayan hecho o emitido una sola queja sobre que se han sentido mal físicamente por haber utilizado el cigarrillo, porque esto último no se ha producido nunca.

Todo lo contrario. Nosotros, como como usuarios y comerciantes del cigarrillo electrónico “Vapeadores Personales”, nos sentimos orgullosos de haber contribuido al impulso, a pesar de las innumerables barreras que hemos tenido que sortear, de un producto que sin duda será el que entierre definitivamente al producto que más muertes causa de forma directa a nivel mundial: el tabaco.

Publi.deja.de.fumar3

Vapeadores pasivos ¿Existen?

Vapeadores pasivos ¿Existen?

Sabemos que cada vez hay una mayor concienciación por ser respetuoso con aquellos que no fuman y quieren disfrutar de espacios sin humo. Siempre se ha hablado de fumadores pasivos, pero tras la invención del cigarro electrónico surge el concepto de los “vapeadores pasivos”

Se conocen bien las consecuencias que tiene aspirar el humo del tabaco ya seas fumador o simplemente te encuentres junto a uno. Pero queremos que conozcas cómo afecta el vapor de tu cigarrillo electrónico a los vapeadores pasivos.

Recientemente, un estudio del Departamento de Química Analítica de la Universitat de Vàlencia (publicado en Microchemical Journal) ha querido conocer cómo afecta el humo y el vapor, así como los diferentes componente a la calidad del aire de diferentes estancias. Uno de los principales resultados, es que se demuestra que vapear, emite muchísimo  menos partículas perjudiciales que el humo de un cigarro tradicional.

Para la investigación se ha estudiado la calidad del aire de diferentes estancias y el aliento de los   vapeadores y fumadores pasivos.

Las conclusiones han sido que ambas opciones enrarecen el ambiente de los lugares cerrados donde se han utilizado, pero que tiene diferentes consecuencias para vapeadores y fumadores pasivos.

Algunos de los niveles que se han medido han sido los de CO2 y CO, demostrando finalmente que los vapeadores pasivos se encuentran en un ambiente igual al de una atmósfera limpia. En cuanto a la nicotina presente en el aliento, aunque sí que hay una exposición en vapeadores, esta es considerablemente menor que para fumadores pasivos.

Queda demostrado pues que a pesar de que el vapor, ante todo el que contiene nicotina, no es totalmente inocuo, tiene consecuencias mínimas para los vapeadores pasivos. Tras este estudio se puede comprobar que la calidad del aire apenas se ve afectada y que los químicos que retiene una persona que se encuentra junto a un vapeador son levemente perjudiciales.

Desde VaporMadrid te animamos a que te informes sobre todos nuestros productos, pásate al vapeo y evita perjudicar a los demás con el humo del tabaco tradicional.

Crear un NHS libre de humo: cómo los cigarrillos electrónicos pueden ayudar

Crear-un-NHS-libre-de-humo

Después de la publicación reciente de nuestra revisión actualizada de cigarrillos electrónicos (EC) y los titulares de noticias sobre vaping en hospitales, este es un buen momento para establecer el papel que creemos que pueden desempeñar los EC para ayudar a crear un NHS libre de humo y para hacer aclarar nuestra posición

Ya en 2016 publicamos consejos para ayudar a las organizaciones a desarrollar políticas sobre vaping basadas en la evidencia y ayudar a los fumadores a dejar de fumar mientras se manejan los riesgos identificados.

No existe un enfoque de ‘talla única’: lo que funciona para una organización puede no ser apropiado o adecuado para otra.

Por lo tanto, PHE no prescribe ninguna política. En última instancia, depende de cada organización, incluidos los fideicomisos del NHS, decidir qué funciona mejor para su personal y todos los usuarios de sus sitios.

Sin embargo, se aplican algunos principios básicos, y hemos establecido el siguiente marco para guiar las discusiones sobre políticas:

  1. Haga una clara distinción entre vapear y fumar
  2. Asegurarse de que las políticas se basen en evidencia de daño a los transeúntes
  3. Identificar y gestionar los riesgos de adopción por parte de niños y jóvenes
  4. Apoye a los fumadores para que dejen de fumar y permanezcan libres de humo
  5. Apoyar el cumplimiento de las leyes y políticas de ambientes libres de humo

Un NHS libre de humo: un compromiso y un desafío

En 2016, PHE escribió a todos los fideicomisos de NHS ofreciendo nuestro apoyo y resaltando las tres cosas que hacen que un fideicomiso sea libre de humo:

  • Todos los profesionales de primera línea discuten fumar con sus pacientes
  • Soporte para dejar de fumar ofrecido en el sitio o referido a servicios locales
  • No fumar en ningún lugar de los edificios o terrenos del NHS

Hasta el momento, estoy encantado de decir que estamos haciendo un buen progreso. Public Health England, el Departamento de Salud y Asistencia Social y NHS England se han comprometido a ayudar a todos los fideicomisos del NHS a hacer esto realidad como parte del Plan de Control del Tabaco y la Visión de Cinco Años .

Los fideicomisos de salud mental están en camino de entregar el indicador nacional CQUIN para prevenir la mala salud por conductas riesgosas que les exige identificar a los pacientes hospitalizados que fuman y apoyarlos para que dejen de fumar. Este programa se extiende a los fideicomisos agudos desde abril de este año.

El vapeo admite espacios libres de humo

Permitir el vaping en todo o parte de los terrenos del hospital puede respaldar el cumplimiento de la política de ambientes libres de humo. Y, cuanto más fácil sea el cumplimiento, menos dependerá de la aplicación.

Lo que es importante es que cuando los fideicomisos establecen sus políticas de vaping, logran un equilibrio que funcione para todos, ya sea personal, pacientes o visitantes. Sabemos que, a diferencia del humo del cigarrillo, no hay evidencia de que la exposición pasiva al vapor sea nociva para la salud, razón por la cual se puede permitir el vapeo cuando no se fuma.

Pero cada confianza tendrá consideraciones particulares para tener en cuenta. Por ejemplo, las personas con asma y otras afecciones respiratorias pueden ser sensibles a una variedad de irritantes ambientales, que pueden incluir vapor de e-cigarette y es posible que sea necesario realizar ajustes para acomodar sus intereses.

Nuestro consejo es que debería ser una opción más fácil para el personal, los pacientes y los visitantes que usan los sitios del hospital para vapear que para fumar. Exactamente cómo lo logra cada confianza depende de ellos. La experiencia hasta ahora indica que algunos fideicomisos agudos han optado por convertir refugios para fumadores en refugios para vapeo, o para permitir el vapeo en áreas designadas al aire libre.

Los fideicomisos de salud mental, donde la proporción de pacientes que fuman es muy alta y las personas pueden pasar largos períodos en el hospital, incluso en unidades cerradas, han desarrollado enfoques que incluyen permitir el vapeo en áreas interiores específicas. Algunas políticas pueden desarrollarse con el tiempo, ya que los fideicomisos descubren qué es factible dentro de sus propias circunstancias.

Ayudar a los fumadores a dejar de fumar salva vidas y dinero

Para el cuarto de todos los pacientes que ocupan camas en los hospitales de agudos que fuman, y la proporción incluso mayor en los fideicomisos de salud mental, dejar de fumar es lo mejor que pueden hacer por su salud.

Para estar libres de humo, los hospitales deben ayudar a los pacientes que fuman a dejar de fumar y mantenerse libres de humo. Además, todos los fumadores, incluidos el personal y los visitantes, deberían poder comprar una opción de ayuda para dejar de fumar (que podría incluir AE) en la tienda del hospital.

Fumar sigue siendo la principal causa de muerte prematura en Inglaterra y la carga de fumar en el NHS es masiva: cada minuto alguien ingresa en el hospital como resultado de fumar y el costo anual total se estima en £ 2.6bn.

Apoyar a los fumadores a dejar de fumar reducirá estos costos: los fumadores que logran rendirse reducen su costo de por vida para el NHS y la atención social en casi un 50%.

Enfrentar el daño devastador del tabaco es una prioridad nacional y el NHS debe ser el centro de atención para que podamos asegurar una generación libre de humo en Inglaterra.

Fuente: 

Los Ingleses a la cabeza siempre en estos temas,

envidia Española de un vapeo sano

El vapor de los e-cigarrillos es hasta un 95% menos tóxico que el humo del tabaco

Cada vez hay más instituciones del área de la salud que consideran que los e-cigarrillos son menos perniciosos que el tabaco convencional

El vapor de los e-cigarrillos

Aún a día de hoy existe una gran controversia sobre la eficacia de los cigarrillos electrónicos –o ‘e-cigarrillos’– para dejar de fumar. También sobre su seguridad para sus usuarios y los ‘vapeadores pasivos’. Sin embargo, un nuevo estudio llevado a cabo por investigadores de la empresa tabaquera British American Tobacco, con sede en Londres (Reino Unido), parece arrojar luz sobre esta controversia. Y es que según sus resultados, el vapor de los e-cigarrillos contiene una cantidad hasta un 95% menor de los compuestos tóxicos que se encuentran en humo del tabaco. De hecho, el trabajo destaca que la mayoría de los compuestos tóxicos que se detectan en las emisiones de los cigarrillos ‘convencionales’ no están presentes en la de los electrónicos.

Enlace a la publicación del estudio “en Ingles”

Como explica Kevin McAdam, director de esta investigación publicada en la revista «Chemical Research in Toxicology», «a día de hoy contamos con muy pocas publicaciones que hayan examinado la composición química total de los e-cigarrillos. Y es que la mayoría de trabajos se han centrado en compuestos específicos o en grupos de compuestos. Sin embargo, nosotros hemos evaluado un total de 142 compuestos, incluidos aquellos catalogados por la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) como ‘dañinos o potencialmente dañinos’, los recogidos en la lista de la Organización Mundial de la Salud (OMS), y los que ya se han comunicado que son generados por los e-cigarrillos».

Menor número y cantidad

Para llevar a cabo el estudio, los autores contaron con la colaboración de laboratorios independientes que se encargaron de medir la cantidad de compuestos químicos que, ya observados en el humo del tabaco, podrían encontrarse también en el vapor de los e-cigarrillos. Es el caso, entre otros muchos, de los óxidos de carbono y nitrógeno, de los fenoles, de la nicotina y compuestos relacionados, de metales, de hidrocarbonos polinucleares aromáticos, o de las aminas aromáticas.

Concretamente, los investigadores evaluaron los potenciales compuestos tóxicos emitidos por un cigarrillo convencional y por un e-cigarrillo. Y para ello utilizaron ‘robots vapeadores’ y ‘fumadores’ en habitaciones estancas y recogieron las emisiones. Como indica Kevin McAdam, «dado que sabíamos que los niveles de algunos constituyentes de los e-cigarrillos iban a ser muy bajos, también analizamos el aire de ambas habitaciones para detectar los posibles contaminantes».

A día de hoy contamos con muy pocas publicaciones que hayan examinado la composición química total de los e-cigarrillos

Los resultados mostraron que, comparados frente a los encontrados en el humo del cigarrillo, los niveles de productos tóxicos recogidos en la lista de la OMS fueron hasta un 99% inferiores en el caso del vapor de los e-cigarrillos. Y asimismo, que las cantidades de productos ‘dañinos o potencialmente dañinos’ según el listado de la FD fueron un 92% inferiores.

Sin embargo, hubo cuatro compuestos que fueron más comunes en las emisiones de los e-cigarrillos que en las del tabaco convencional: propilenglicol, glicerina vegetal, mentol y cromo.

Como refiere Kevin McAdam, «esperamos encontrar propilenglicol y glicerina en el aerosol dado que se emplean para fabricar los e-líquidos de los e-cigarrillos. Y asimismo, mentol, pues se utiliza para conferirles sabor. La presencia de cromo se atribuye al cable de nicromo que se usa para el calentamiento del e-líquido, pero la exposición diaria parece menor a la que tiene lugar con el tabaco».

¿Más seguros que el tabaco?

En definitiva, y según este nuevo estudio, parece que el vapor de los e-cigarrillos contiene productos tóxicos, pero en una cantidad ínfima comparada con el humo del tabaco. Pero eso no quiere decir en ningún caso que los e-cigarrillos sean totalmente seguros. De hecho, todavía hay una cantidad de un 5% de productos tóxicos cuando se comparan con los cigarrillos –y de un 8% en el caso de los compuestos ‘dañinos o potencialmente dañinos’.

Y llegados a este punto, ¿puede considerarse que este estudio es fiable? Hay que tener en cuenta que British American Tobacco, empresa responsable de la investigación, se dedica a la venta de e-cigarrillos. Pero también vende –y con un volumen mucho mayor– tabaco ‘convencional’, por lo que puede suponerse que no haya ninguna intención ‘oculta’ y los resultados sean fiables.

Es más; cada vez son más numerosas las instituciones dedicadas a la salud que, como la Fundación Británica del Corazón o Cancer Research UK, consideran que los e-cigarrillos son menos nocivos que el tabaco tradicional. Y asimismo, el Ministerio de Sanidad de Reino Unidopublicó recientemente un informe en el que se decía que los e-cigarrillos son un 95% más seguros que sus homónimos convencionales.

 

Los médicos pro-vapeo lamentan el “alarmismo infundado” de Sanidad al desaconsejar el cigarrillo electrónico

La Organización de Médicos en Apoyo del Vapeo y de los Cigarrillos Electrónicos (MOVE, por sus siglas en inglés) lamenta en un comunicado el “alarmismo infundado” de la Comisión de Salud Pública del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, dependiente del Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas, desaconsejando el uso de los cigarrillos electrónicos.

Los médicos pro-vapeo lamentan

La coordinadora de MOVE, Carmen Escrig, considera que “se trata de una postura inmovilista, especialmente teniendo en cuenta que las asociaciones médicas españolas recuerdan anualmente que el 70% de las personas que usan chicles o parches de nicotina fracasan a la hora de dejar de fumar”.

Desde la organización consideran que esta decisión “da la espalda tanto a la ciencia como a aquellos fumadores que no han conseguido dejar de fumar pese a intentarlo por otros medios”; y critican que no se abra la puerta a las políticas de reducción de riesgos derivados del tabaquismo, “que han demostrado tener un gran éxito y ayudar a miles de fumadores a sustituir el tabaco por alternativas menos nocivas”.

En este sentido, hace referencia a Reino Unido, donde el Ministerio de Sanidad británico ha publicado este mes de febrero un informe asegurando que, cada año, unas 20.000 personas se pasan al cigarrillo electrónico.

“El cigarrillo electrónico es un producto totalmente distinto al tabaco, y eso no se refleja en la valoración de la Comisión. Cada año, más fumadores emprenden la transición del tabaco al ‘ecig’ y, hoy en día, ya son 450.000 los vapeadores en España que pueden atestiguar que los cigarrillos electrónicos son una alternativa menos perjudicial y una herramienta muy eficaz para combatir los daños causados por el tabaco e incluso para abandonar totalmente la adicción a la nicotina”, afirma Escrig.

“Si seguimos el ejemplo de otros países que apuestan por la reducción de daños, estaríamos dando un gran golpe al tabaquismo”, asevera la coordinadora de la plataforma en referencia al informe publicado en febrero por el Departamento de Salud Pública británico que asegura que muestra una nueva actualización sobre los riesgos del vapeo y el papel de la nicotina.

Revés de Sanidad al cigarrillo electrónico y al tabaco sin combustión

El Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas han recomendado a los ciudadanos no consumir dispositivos susceptibles de liberación de nicotina (cigarrillos electrónicos), ni productos de tabaco por calentamiento (sin combustión) por existir riesgos para la salud.

Poster-Vapor-Madrid-4

En concreto, han sido los miembros de la Comisión de Salud Pública del Consejo Interterritorial del sistema sanitario en su última reunión los que han advertido de la existencia de estos riesgos y, por tanto, según el acuerdo al que ha tenido acceso Efe, han aconsejado no consumir ninguno de estos productos.

Se han encontrado sustancias cancerígenas en líquidos y vapor de cigarrillos electrónicos, por lo que no se pueden excluir los riesgos para la salud asociados al uso o exposición al vapor“, subraya la Comisión en relación a estos dispositivos que están incluidos en la categoría de productos relacionados con el tabaco.

En su objetivo de promover la salud de la ciudadanía y prevenir las enfermedades asociadas al consumo de tabaco, la Comisión, presidida por la directora general de Salud Pública, Calidad e Innovación del Ministerio de Sanidad, Elena Andradas, alude a los productos de tabaco sin combustión.

Estos -puntualiza- tienen la consideración de “novedosos” de acuerdo a la nueva normativa de 2017 que regula aspectos sobre la fabricación, presentación y comercialización de los productos del tabaco y los relacionados, y por lo tanto -destaca- se les tiene que aplicar la ley de medidas sanitarias frente al tabaquismo.

Los productos de tabaco por calentamiento, según la Comisión, “generan un aerosol que contiene nicotina en proporción igual o superior a los cigarrillos con combustión“, con lo que producen “los efectos fisiológicos y adictivos de la nicotina, equivalentes al tabaco por combustión”.

cigarrillo electrónico vapor-Madrid

La Comisión recuerda que España firmó en el año 2003 el convenio marco del control del tabaco de la Organización Mundial de la Salud, que reconoce que existe un conflicto de intereses entre la industria del tabaco y la salud pública de los ciudadanos.

Indignación en el sector

Desde el sector del cigarrillo electrónico, la Unión de Promotores y Empresarios del Vapeo (UPEV) mostró su sorpresa por la posición “abrupta” y “anclada en el pasado” del Ministerio de Sanidad sobre este producto.

Su presidente, Arturo Ribes, explicó en declaraciones a Efeagro que “el cigarrillo electrónico efectivamente no es un producto recomendado para la sociedad general, pues no es inocuo”, si bien “es una alternativa menos nociva que el tabaco dirigida exclusivamente a fumadores adultos que no han querido o no han podido dejar el tabaco”.

En este sentido, ha precisado que el producto “puede reducir hasta en un 95 % el daño que causa el tabaco en el fumador” y que existe un “profundo debate científico a nivel internacional sobre el potencial de este producto como herramienta de reducción de daños aplicada al tabaquismo”.

“Sin duda, en España este debate todavía no está tan avanzado”, mientras que en otros países como el Reino Unido se ha integrado como una herramienta más en sus políticas anti tabáquicas e incluso recomienda “activamente” a los fumadores “que se pasen a estas alternativas menos nocivas si no consiguen dejar el hábito”, ha añadido.

Por último, desde la UPEV se quiere hacer una distinción entre el cigarrillo electrónico y el tabaco calentado, entre los que existen dos diferencias fundamentales: el cigarrillo electrónico no contiene tabaco, y puede, o no, contener nicotina.

No hay más excusas: Aquí están 186 investigaciones en favor del ecig

Dejar-de-Fumar2

 

“No hay suficiente investigación y el apoyo de cigarrillo electrónico”. “Las búsquedas son pocas, y no es capaz de demostrar nada”. “Sólo en treinta años usted tendrá una cierta evaluación de impacto del ecig la salud “. ¿Cuántas veces has escuchado estas declaraciones para justificar una falta de interés por los cigarrillos electrónicos. Pues bien, a partir de ahora no habrá más excusas que mantener. Publicamos a continuación la lista de la investigación científica en apoyo del cigarrillo electrónico (glicol, glicerina, nicotina) y en el daño cigarrillos tradicionales (ardor, tabaco) publicado hasta la fecha. Un paciente trabajo de recuperación de los datos a partir de los años 80. Contamos con 186 y, como una demostración de lo que decimos, para publicar uno por uno. En la primera columna la numeración de cada estudio, en el segundo año de publicación, mientras que el tercer título de la investigación realizada por los autores y, cuando sea posible, un enlace al documento original. Buena lectura!

 

Numero 
 Año 
Estudios cientificos y datos 
1 2015 Schweitzer KS, Chen SX, Law S, et al. (2015) – Endothelial disruptive proinflammatory effects of nicotine and e-cigarette vapor exposures. – American Journal of Physiology (2015)
Information: Authors exposed cells with plasma nicotine levels between 162.000 and 3,240.000 ng/ml and call this “relatively high”
Funny fact: Lethal levels are between 2.000 and 4.000 ng/ml! Normal levels for smokers/vapers are between 20-30 ng/ml! (HT Bernd Mayer!)
2 2015 Tierney PA, Karpinski CD, Brown JE, et al. (2015) – Flavour chemicals in electronic cigarette fluids. – Tobacco Control (2015))
Commentary by Michael Siegel:: Study produces unwarranted scare
3 2015 Neilson L, Mankus C, Throne D, et al. (2015) – Development of an in vitro cytotoxicity model for aerosol exposure using 3D reconstructed human airway tissue; application for assessment of e-cigarette aerosol. – Toxicology in Vitro (2015)
4 2015 Polosa R. (2015) – Electronic cigarette use and harm reversal: emerging evidence in the lung. – BMC Medicine (2015)
5 2015 Perkins KA, Karelitz JL, Michael VC (2015) – Reinforcement enhancing effects of acute nicotine via electronic cigarettes. – Drug Alcohol Dependence (2015)
6 2015 O’Connell G, Colard S, Cahours X, Prtchard (2015) – An Assessment of Indoor Air Quality before, during and after Unrestricted Use of E-Cigarettes in a Small Room. Int. Journal Research & PH (2015)
7 2015 Farsalinos KE, Voudris V, Poulas K (2015) – E-cigarettes generate high levels of aldehydes only in ‘dry puff’ conditions. Addiction (2015)
Commentary by J-F Etter:: The recent scares were without substance, and the general verdict that e-cigs areat least 95% safer than smoking remains solid. 
8 2015 Etter J-F (2015) – E-cigarettes: methodological and ideological issues and research priorities. – BMC Medicine (2015))
9 2015 Cobb CO, Hendricks PS, Eissenberg T (2015) – Electronic cigarettes and nicotine dependence: evolving products, evolving problems. – BMC Medicine (2015)
10 2015 Farsalinos KE, Gillmann IG et al. (2015) – Nicotine Levels and Presence of Selected Tobacco-Derived Toxins in Tobacco Flavoured Electronic Cigarette Refill Liquids. – Int. Journal Environment Research & PH (2015)
11 2015 Varlet V, Farsalinos KE, Augsburger M (2015) – Toxicity Assessment of Refill Liquids for Electronic Cigarettes. – In. Journal Environment Research & PH (2015)
12 2015 Amato MS, Boyle RG, Levy D (2015) – How to define e-cigarette prevalence? Finding clues in the use frequency distribution. – Tobacco Control (2015)
13 2015 Hajek P (2015) – The development and testing of new nicotine replacement treatments: from ‘nicotine replacement’ to ‘smoking replacement’. Addiction (2015)
14 2015 Scheffler S, Dieken H, Krischenowski O, et al. (2015) – Evaluation of E-Cigarette Liquid Vapor and Mainstream Cigarette Smoke after Direct Exposure of Primary Human Bronchial Epithelial Cells. Int. J. Environ. Res. Public Health (2015)
Information: Authors apparently ignored ISO 10993-5. They exposed NHBE cells with 200 puffs of e-cig aersol to generate a response. This means: They exposed the cells to as much aersol as needed to have toxicity. With this methodology, any chemical would be toxic. (HT Konstantinos Farsalinos!)
15 2015 O’Brien B, Knight-West O, Walker N, et al. (2015) – E-cigarettes versus NRT for smoking reduction or cessation in people with mental illness: secondary analysis of data from the ASCEND trial. Tobacco Induced Diseases (2015)
16 2015 Farsalinos K, Voudris V, Poulas K (2015) – Are Metals Emitted from Electronic Cigarettes a Reason for Health Concern? A Risk-Assessment Analysis of Currently Available Literature.. Int. Journal Environment Research & PH (2015))
17 2015 Tayyarah R, Long GA (2015) – Comparison of select analytes in aerosol from e-cigarettes with smoke from conventional cigarettes and with ambient air. – Regulatory Toxicology and Pharmacology (2015)
18 2015 Talih S, Balhas Z, Salman R, et al. (2015) – „Direct Dripping“: A High-Temperature, High-Formaldehyde Emission Electronic Cigarette Use Method. – Nicotine Tobacco Research (2015)
19 2015 Tackett AP, Lechner WV, DeMond MG, et al. (2015) Biochemically verified smoking cessation and vaping beliefs among vape store customers. – Addiction (2015)
20 2015 Shiffman S et al. (2014) – The Impact of Flavor Descriptors on Nonsmoking Teens’ and Adult Smokers’ Interest in Electronic Cigarettes. – Nicotine and Tobacco Research (2015)
21 2015 Al-Delaimy WK, Myers MG, Leas EC, et al. (2015) – E-Cigarette Use in the Past and Quitting Behavior in the Future: A Population-Based Study. – American Journal of Public Health (2015)
22 2015 Moore G, Hewitt G, Evans J, et al. (2015) – Electronic-cigarette use among young people in Wales: evidence from two cross-sectional surveys. – BMJ Open (2015)
23 2015 Etter J-F, Eissenberg T (2015) – Dependence levels in users of electronic cigarettes, nicotine gums and tobacco cigarettes. – Drug and Alcohol Dependence (2015)
24 2015 Meier E M et al. (2015) – Which Nicotine Products Are Gateways to Regular Use?– American Journal of Preventive Medicine (2015)
25 2015 Mishra A, Chatuvedi P, Datta S, et al. (2015) – Harmful effects of nicotine. – Indian Journal Medicine Paediatric Oncology (2015)
26 2014 Rooke C, Cunningham-Burley S, Amos A (2014) – Smokers’ and ex-smokers’ understanding of electronic cigarettes: a qualitative study. – Tobacco Control (2014)
27 2014 Brown J, Beard E, Kotz D, Michie S, West R (2014) – Real-world effectiveness of e-cigarettes when used to aid smoking cessation: a cross-sectional population study. – Addiction (2014)
28 2014 Misra M, Leverette RD, Cooper BT, et al. (2014) – Comparative In Vitro Toxicity Profile of Electronic and Tobacco Cigarettes, Smokeless Tobacco and Nicotine Replacement Therapy Products: E-Liquids, Extracts and Collected Aerosols. – Int. Journal Research & PH (2014)
29 2014 Tierney PA, Karpinski CD, Brown JE et al. (2014) – Flavour chemicals in electronic cigarette fluids. – Tobacco Control (2014)
30 2014 Pepper JK, Ribisl KM, Emery SL, Brewer NT (2014) – Reasons for starting and stopping electronic cigarette use. – Int. Journal Research & PH (2014)
31 2014 Evans SE, Hoffman AC (2014) – Electronic cigarettes: abuse liability, topography and subjective effects. – Tobacco Control (2014)
32 2014 McNeill A, Etter J-F, Farsalinos KE, Hajek P, et al. (2014) – A critique of a World Health Organizationcommissioned report and associated paper on electronic cigarettes. – Addiction (2014)
33 2014 Hajek P, Etter JF, Benowitz N, Eissenberg T, McRobbie H (2014) – Electronic cigarettes: review of use, content, safety, effects on smokers and potential for harm and benefit. – Addiction (2014)
34 2014 Hajek P (2014) – Electronic cigarettes have a potential for huge public health benefit. – BMC Medicine (2014)
35 2014 Bekki K, Uchiyama S et al. (2014) – Carbonyl Compounds Generated from Electronic Cigarettes. – International Journal of Environmental Research and Public Health (2014)
36 2014 Foulds J, Veldheer S et al. (2014) – Development of a questionnaire to assess dependence on electronic cigarettes in a large sample of ex-smoking e-cig users – Nicotine and Tobacco Research (2014)
37 2014 McRobbie H, Bullen C et al. (2014) – Electronic cigarettes for smoking cessation and reduction – Cochrane Library (2014)
38 2014 Pepper J.K. et al. (2014) – Adolescent Males‘ Awareness of and Willingness to Try Electronic Cigarettes – Journal of Adolescent Health (2014)
39 2014 Goniewicz M L et al. (2014) – Rise in Electronic Cigarette Use Among Adolescents in Poland – Journal of Adolescent Health (2014)
40 2014 Krishnan-Sarin S et al (2014) E-cigarette Use Among High School and Middle School Adolescents in Connecticut – Nicotine and Tobacco Research (2014)
41 2014 Farsalinos K., Romagna G. et al. (2014) Characteristics, Perceived Side Effects and Benefits of Electronic Cigarette Use: A Worldwide Survey of More than 19,000 Consumers – Int. J. Environ. Res. Public Health (2014)
42 2014 Pepper J.K. et al. (2014) How U.S. Adults Find Out About Electronic Cigarettes: Implications for Public Health Messages – Nicotine and Tobacco Research (2014)
43 2014 Paradise J. (2014) Electronic Cigarettes: Smoke-Free Laws, Sale Restrictions, and the Public Health – American Journal of public health
44 2014 Marini et al. (2014), Short-term effects of electronic and tobacco cigarettes on exhaled nitric oxide – Toxicology and Applied Pharmacology
45 2014 Food and Drug Administration (FDA) (2014) E-Cigarettes: Impact on Individual and Population Health – Tobacco Control Volume 23, suppl 2
46 2014 Stimson G. V. (2014) Public health leadership and electronic cigarette users – European Journal of Public Health
47 2014 Curry L. and Lee YO (2014) E-cigarettes made especially for inmates – Tobacco Control 2014
48 2014 Chatham-Stephens K. et al. (2014) Notes from the Field: Calls to Poison Centers for Exposures to Electronic Cigarettes — United States, September 2010–February 2014 – Morbidity and Mortality Weekly Report (MMWR) April 4, 2014 / 63(13);292-293
49 2014 Rodrigo Córdoba García (2014) El desafío de los cigarrillos electrónicos/The challenge of electronic cigarettes – Atención Primaria
50 2014 Nutt D.J.,· Phillips L.D., · Balfour D. et al. (2014) Estimating the Harms of Nicotine-Containing Products Using the MCDA Approach – Eur Addict Res 2014;20:218–225
51 2014 Dagaonkar R., Udwadia Z. (2014) Water Pipes and E-cigarettes : New Faces of an Ancient Enemy – Journal of the association of physicians of india vol 62
52 2014 Brown J., West R. (2014) Prevalence and characteristics of e-cigarette users in Great Britain: Findings from a general population survey of smokers – Addictive Behaviors
53 2014 Cummings, K. et al. (2014) E-Cigarettes and Cancer Patients – Journal of Thoracic Oncology
54 2014 Shawna L. Carroll Chapman, Li-Tzy Wua (2014) – E-cigarette prevalence and correlates of use among adolescents versus adults: A review and comparison – Journal of Psychiatric Research
55 2014 Kim A. et al. (2014) E-cigarette Advertising Expenditures in the U.S., 2011–2012 – American Journal of Preventive Medicine
56 2014 Saitta, D., Ferro, G. and Polosa, R. (2014) Achieving appropriate regulations for electronic cigarettes. Ther Adv Chronic Dis 3 February 2014 (Epub ahead of print). DOI: 10.1177/2040622314521271
57 2014 Farsalinos K., Stimsonb G. (2014), Is there any legal and scientific basis for classifying electronic cigarettes as medications ? – International Journal of Drug Policy
58 2014 Kubica P. , Wasik A., Kot-Wasik A. and Namieśnik J. (2014) – An evaluation of sucrose as a possible contaminant in e-liquids for electronic cigarettes by hydrophilic interaction liquid chromatography–tandem mass spectrometry – Analytical and Bioanalytical Chemistry
59 2014 Vallée JP., Gallois P., Le Noc Y. (2014) e-cigarette: vapoter vaut-il mieux que fumer ? – Médecine. Volume 10, Numéro 3, 121-6, Mars 2014, Stratégies
60 2014 Leverette R.D., Misra, M., Cooper, B;T. and Bennett, M.B. (2014) Potential toxicity of electronic cigarette liquids and aerosols as measured by four in vitro assays – 53rd Annual Meeting of the Society of Toxicology; Phoenix, AZ.
61 2014 Carlos A. et al. (2014) The Electronic Cigarette. Official Statement of the Spanish Society of Pneumology and Thoracic Surgery (SEPAR) on the Efficacy, Safety and Regulation of Electronic Cigarettes – Archivos de Bronconeumología
62 2014 Faure S., Babin S. et al. (2014) Managing tobacco addiction – Actualités Pharmaceutiques Volume 53, Issue 535, April 2014, Pages 27–30
63 2014 Nelson N. (2014) More Questions Than Answers Surrounding E-Cigarette Debate JNCI J Natl Cancer Inst dju101 doi:10.1093/jnci/dju101 first published online March 31, 2014
64 2014 Alpert HR, Agaku IT, Connolly GN (2015) – A study of pyrazines in cigarettes and how additives might be used to enhance tobacco addiction. Tobacco Control (2014)
65 2014 Al-Abed A.; Chung T. et al. (2014) Perceptions, and Awareness of Electronic Cigarettes Among Healthcare Providers and In-Patients – 19th Denman Undergraduate Research Forum
66 2014 Hughes K., Hardcastle K. et al. (2014) “Most people I know have got one”: Young people’s perceptions and experiences of electronic cigarettes – Centre for Public Health, Liverpool John Moores University
67 2014 Hughes K., Hardcastle K. et al. (2014) E-cigarette access among young people in Cheshire and Merseyside Findings from the 2013 North West Trading Standards survey – Centre for Public Health, Liverpool John Moores University
68 2014 Sochor O. et al. (2014) Tobacco use and some characteristics of tobacco users. Preliminary results of “Kardiovize Brno 2030” Cor et Vasa
69 2014 Farsalinos K., Polosa R. (2014) – Safety evaluation and risk assessment of electronic cigarettes as tobacco cigarette substitutes: a systematic review. – Therapeutic Advances in Drug Safety (2014)
70 2014 Behar, R., Davis, B., Wang, Y., Bahl, V., Lin, S. and Talbot, P. (2014) Identification of toxicants in cinnamon-flavored electronic cigarette refill fluids. Toxicol In Vitro 28: 198–208.
71 2014 Burstyn, I. (2014) Peering through the mist: Systematic review of what the chemistry of contaminants in electronic cigarettes tells us about health risks.BMC Public Health (2013)
72 2014 Farsalinos, K., Spyrou, A., Tsimopoulou, K., Stefopoulos, C., Romagna, G. and Voudris, V. (2014). Nicotine absorption from electronic cigarette use: comparison between first and new-generation devices. Sci Rep (in press).
73 2014 Grana R.A., Popova L., Ling P.M. (2014) A Longitudinal Analysis of Electronic Cigarette Use and Smoking Cessation JAMA Intern Med
74 2014 Nides, M., Leischow, S., Bhatter, M. and Simmons, M. (2014) Nicotine blood levels and short-term smoking reduction with an electronic nicotine delivery system. Am J Health Behav 38: 265–274.
75 2013 Ronk CJ, Hollins DM, Jacobsen DM (2013) – Evaluation of pulmonary function within a cohort of flavorings workers. – Inhal Toxicol. (2013) – Important!!!
76 2013 Dautzenberg B et al. (2013) – E-Cigarette: A New Tobacco Product for Schoolchildren in Paris – Open Journal of Respiratory Diseases (2013)
77 2013 Adkison, S., O’Connor, R., Bansal-Travers, M., Hyland, A., Borland, R., Yong, H.H. et al. (2013) Electronic nicotine delivery systems: international tobacco control four-country survey. Am J Prev Med 44: 207–215.
78 2013 Barnoya, J. and Navas-Acien, A. (2013) Protecting the world from secondhand tobacco smoke exposure: where do we stand and where do we go from here? Nicotine Tob Res 15: 789–804.
79 2013 Bertholon, J., Becquemin, M., Roy, M., Roy, F., Ledur, D., Annesi Maesano, I. et al. (2013) Comparison of the aerosol produced by electronic cigarettes with conventional cigarettes and the shisha. Rev Mal Respir 30: 752–757.
80 2013 Bullen, C., Howe, C., Laugesen, M., McRobbie, H., Parag, V., Williman, J. et al. (2013) Electronic cigarettes for smoking cessation: a randomised controlled trial. Lancet 382: 1629–1637.
81 2013 Camenga, D., Delmerico, J., Kong, G., Cavallo, D., Hyland, A., Cummings, K. et al. (2013) Trends in use of electronic nicotine delivery systems by adolescents. Addict Behav 39(1): 338–340. Cantrell, F. (2013) Adverse effects of e-cigarette exposures. J Community Health 15 December 2013 (Epub ahead of print). DOI: 10.1007/s10900-013- 9807-5
82 2013 Caponnetto, P., Auditore, R., Russo, C., Cappello, G. and Polosa, R. (2013a) Impact of an electronic cigarette on smoking reduction and cessation in schizophrenic smokers: a prospective 12-month pilot study. Int J Environ Res Public Health 10: 446–461.
83 2013 Caponnetto, P., Campagna, D., Cibella, F., Morjaria, J., Caruso, M., Russo, C. et al. (2013b) EffiCiency and Safety of an eLectronic cigAreTte (ECLAT) as tobacco cigarettes substitute: a prospective 12-month randomized control design study. PLoS One 8: e66317.
84 2013 Centers for Disease Control and Prevention (CDC) (2013) Notes from the field: electronic cigarette use among middle and high school students – United States, 2011-2012. MMWR Morb Mortal Wkly Rep 62: 729–730. Chen, I. (2013) FDA summary of adverse events on electronic cigarettes. Nicotine Tob Res 15: 615–616.
85 2013 Czogala, J., Goniewicz, M., Fidelus, B., Zielinska- Danch, W., Travers, M. and Sobczak, A. (2013) Secondhand exposure to vapors from electronic cigarettes. Nicotine Tob Res (11 December 2011 (Epub ahead of print). DOI: 10.1093/ntr/ntt203
86 2013 Dawkins, L. (2013) Electronic cigarettes: what are they and are they effective? E-Cigarette Summit, London, UK (oral presentation). Available at: http://e-cigarettesummit. com/wp-content/uploads/2013/12/Summit- Presentations.pdf [accessed 22 December 2013].
87 2013 Dawkins, L. and Corcoran, O. (2013) Acute electronic cigarette use: nicotine delivery and subjective effects in regular users. Psychopharmacology (Berl) 231: 401–407.
88 2013 Dawkins, L., Turnern, J., Roberts, A. and Soar, K. (2013) ‘Vaping’ profiles and preferences: an online survey of electronic cigarette users. Addiction 108: 1115–1125.
89 2013 Dockrell, M., Morison, R., Bauld, L. and McNeill, A. (2013) E-Cigarettes: prevalence and attitudes in Great Britain. Nicotine Tob Res 15: 1737–1744.
90 2013 Douptcheva, N., Gmel, G., Studer, J., Deline, S. and Etter, J.F. (2013) Use of electronic cigarettes among young Swiss men. J Epidemiol Community Health 67: 1075–1076.
91 2013 Etter, J., Zäther, E. and Svensson, S. (2013) Analysis of refill liquids for electronic cigarettes. Addiction 108: 1671–1679.
92 2013 Farsalinos, K. and Romagna, G. (2013) Chronic idiopathic neutrophilia in a smoker, relieved after smoking cessation with the use of electronic cigarette: a case report. Clin Med Insights Case Rep 6: 15–21.
93 2013 Farsalinos, K., Romagna, G., Allifranchini, E., Ripamonti, E., Bocchietto, E., Todeschi, S. et al. (2013a) Comparison of the cytotoxic potential of cigarette smoke and electronic cigarette vapour extract on cultured myocardial cells. Int J Environ Res Public Health 10: 5146–5162.
94 2013 Farsalinos, K., Romagna, G., Tsiapras, D., Kyrzopoulos, S. and Voudris, V. (2013b) Evaluating nicotine levels selection and patterns of electronic cigarette use in a group of “vapers” who had achieved complete substitution of smoking. Subst Abuse 7: 139–146.
95 2013 Farsalinos, K., Romagna, G., Tsiapras, D., Kyrzopoulos, S. and Voudris, V. (2013c)Evaluation of electronic cigarette use topography and estimation of liquid consumption: implications for research protocol standards definition and for public health authorities’ regulation. Int J Environ Res
96 2013 Farsalinos, K., Romagna, G. and Voudris, V. (2013d) Authors miss the opportunity to discuss important public health implications. J Chromatogr A 1312: 155–156.
97 2013 Farsalinos, K., Tsiapras, D., Kyrzopoulos, S., Stefopoulos, C., Spyrou, A., Tsakalou, M. et al. (2013f) Immediate effects of electronic cigarette use on coronary circulation and blood carboxyhemoglobin levels: comparison with cigarette smoking. Eur Heart J 34(Abstract Supplement): 13.
98 2013 Flouris, A., Chorti, M., Poulianiti, K., Jamurtas, A., Kostikas, K., Tzatzarakis, M. et al. (2013) Acute impact of active and passive electronic cigarette smoking on serum cotinine and lung function. Inhal Toxicol 25: 91–101.
99 2013 Goniewicz, M., Knysak, J., Gawron, M., Kosmider, L., Sobczak, A., Kurek, J. et al. (2013) Levels of selected carcinogens and toxicants in vapour from electronic cigarettes. Tob Control. DOI: 10.1136/ tobaccocontrol-2012-050859. (Published online: 6 March 2013).
100 2013 Kim, H. and Shin, H. (2013) Determination of tobacco-specific nitrosamines in replacement liquids of electronic cigarettes by liquid chromatographytandem mass spectrometry. J Chromatogr A 1291: 48–55.
101 2013 King, B., Alam, S., Promoff, G., Arrazola, R. and Dube, S. (2013) Awareness and ever use of electronic cigarettes among US adults, 2010–2011. Nicotine Tob Res 15(9): 1623–1627.
102 2013 Lee, S., Grana, R. and Glantz, S. (2013) Electronic cigarette use among Korean adolescents: a crosssectional study of market penetration, dual use, and relationship to quit attempts and former smoking. J Adolesc Health (2013)
103 2013 Mayer, B. (2013). How much nicotine kills a human? Tracing back the generally accepted lethal dose to dubious self-experiments in the nineteenth century.. Arch Toxicol 88: 5–7.
104 2013  MHRA Commission on human medicines, Working Group on nicotine containing products (NCPS) (2013). Current use of electronic cigarettes.
105 2013 National Association of Attorneys General (2013) FDA regulation on E-cigarettes. Available at: http:// www.naag.org/assets/files/pdf/E%20Cigarette%20 Final%20Letter%20(5)(1).pdf (Accessed: 20 November 2013).
106 2013 Nielsen, S., Franklin, G., Longstreth, W., Swanson, P. and Checkoway, H. (2013) Nicotine from edible Solanaceae and risk of Parkinson disease. Ann Neurol 74: 472–477.
107 2013 Palamidas, A., Gennimata, S., Kaltsakas, G., Tsikrika, S., Vakali, S., Gratziou, C. et al. (2013)  Poster: Acute effect of an e-cigarette with and without nicotine on lung function.
108 2013 Polosa, R. and Caponnetto, P. (2013) Time for evidence-based e-cigarette regulation. Lancet Oncol (2013)
109 2013 Polosa, R., Morjaria, J., Caponnetto, P., Campagna, D., Russo, C., Alamo, A. et al. (2013a) Effectiveness and tolerability of electronic cigarette in real-life: a 24-month prospective observational study. Intern Emerg Med. DOI: 10.1007/s11739-013-0977-z (Published online: July 2013).
110 2013 Polosa, R., Rodu, B., Caponnetto, P., Maglia, M. and Raciti, C. (2013b) A fresh look at tobacco harm reduction: the case for the electronic cigarette. Harm Reduct J 10: 19.
111 2013 Romagna, G., Allifranchini, E., Bocchietto, E., Todeschi, S., Esposito, M. and Farsalinos, K. (2013) Cytotoxicity evaluation of electronic cigarette vapor extract on cultured mammalian fibroblasts (ClearStream-LIFE): comparison with tobacco cigarette smoke extract. Inhal Toxicol 25: 354–361.
112 2013 SRNT Europe Annual Congress, Helsinki, Finland. Poster RRP18. Available at: http://www.srnteurope. org/assets/srnt-e2012abstractbook.pdf [accessed 20 November 2013].
113 2013 Schober, W., Szendrei, K., Matzen, W., Osiander- Fuchs, H., Heitmann, D., Schettgen, T. et al. (2013) Use of electronic cigarettes (e-cigarettes) impairs indoor air quality and increases FeNO levels of e-cigarette consumers. Int J Hyg Environ Health. DOI: 10.1016/j.ijheh.2013.11.003. (Published online: 6 December 2013).
114 2013 Schripp, T., Markewitz, D., Uhde, E. and Salthammer, T. (2013) Does e-cigarette consumption cause passive vaping? Indoor Air 23: 25–31.
115 2013 US Pharmacopeia (2013) Elemental impurities limits. Available at: http://www.usp.org/sites/default/files/usp_ pdf/EN/USPNF/key-issues/c232_final.pdf (Accessed: 20 November 2013).
116 2013 Van Staden, S., Groenewald, M., Engelbrecht, R., Becker, P. and Hazelhurst, L. (2013) Carboxyhaemoglobin levels, health and lifestyle perceptions in smokers converting from tobacco cigarettes to electronic cigarettes. S Afr Med J 103: 865–868.
117 2013 Williams, M., Villarreal, A., Bozhilov, K., Lin, S. and Talbot, P. (2013) Metal and silicate particles including nanoparticles are present in electronic cigarette cartomizer fluid and aerosol. PLoS One 8: e57987.
118 2013 World Health Organization (2013) Tobacco fact sheet No 339. Updated July 2013. Available at: http://www. who.int/mediacentre/factsheets/fs339/en/ (Accessed: 18 November 2013).
119 2012 Goniewicz M L et al. (2012) – Electronic Cigarette Use Among Teenagers and Young Adults in Poland – Pediatrics (2012)
120 2012 Aubin, H., Rollema, H., Svensson, T. and Winterer, G. (2012) Smoking, quitting, and psychiatric disease: A review. Neurosci Biobehav Rev 36: 271–284.
121 2012 Bahl, V., Lin, S., Xu, N., Davis, B., Wang, Y. and Talbot, P. (2012) Comparison of electronic cigarette refill fluid cytotoxicity using embryonic and adult models. Reprod Toxicol 34: 529–537.
122 2012 Farsalinos, K., Tsiapras, D., Kyrzopoulos, S., Savvopoulou, M., Avramidou, E., Vasilopoulou, D. et al. (2012) Acute effects of using an electronic nicotine-delivery device (e-cigarette) on myocardial function: comparison with the effects of regular cigarettes. Eur Heart J 33(Abstract Supplement): 203.
123 2012 Flouris, A., Poulianiti, K., Chorti, M., Jamurtas, A., Kouretas, D., Owolabi, E. et al. (2012) Acute effects of electronic and tobacco cigarette smoking on complete blood count. Food Chem Toxicol 50: 3600–3603.
124 2012 Gennimata, S., Palamidas, A., Kaltsakas, G., Tsikrika, S., Vakali, S., Gratziou, C. et al. (2012) Acute effect of e-cigarette on pulmonary function in healthy subjects and smokers. Presented at the European Respiratory Society’s Annual Congress, Poster P1053. Available at: https://www.ersnetsecure.org/public/prg_congres. abstract?ww_i_presentation=59718 (Accessed: 20 November 2013).
125 2012 McAuley, T., Hopke, P., Zhao, J. and Babaian, S. (2012) Comparison of the effects of e-cigarette vapor and cigarette smoke on indoor air quality. Inhal Toxicol 24: 850–857. McCauley, L., Markin, C. and Hosmer, D. (2012) An unexpected consequence of electronic cigarette use. Chest 141(4): 1110–1113.
126 2012 Pellegrino, R., Tinghino, B., Mangiaracina, G., Marani, A., Vitali, M., Protano, C. et al. (2012) Electronic cigarettes: an evaluation of exposure to chemicals and fine particulate matter (PM). Ann Ig 24: 279–288.
127 2012 Romagna, G., Zabarini, L., Barbiero, L., Bocchietto, E., Todeschi, S., Caravati, E. et al. (2012) Characterization of chemicals released to the environment by electronic cigarettes use (ClearStream-Air project): is passive vaping a reality? TAW524430.indd 19 11/02/2014 6:10:34 PM by fila olivier Downloaded from taw.sagepub.com on February 14, 2014 Therapeutic Advances in Drug Safety 20 http://taw.sagepub.com
128 2012 US Fire Administration (2012) Smoking-related Fires in residential buildings (2008-2010). Topical Fire Report Series 13. Available at: http://www.usfa.fema. gov/downloads/pdf/statistics/v13i6.pdf (Accessed: 20 November 2013).
129 2012 Vardavas, C., Anagnostopoulos, N., Kougias, M., Evangelopoulou, V., Connolly, G. and Behrakis, P. (2012) Short-term pulmonary effects of using an electronic cigarette: impact on respiratory flow resistance, impedance, and exhaled nitric oxide. Chest 141: 1400–1406.
130 2012 Woolf, K., Zabad, M., Post, J., McNitt, S., Williams, G. and Bisognano, J. (2012) Effect of nicotine replacement therapy on cardiovascular outcomes after acute coronary syndromes. Am J Cardiol 110: 968–970.
131 2011 Cahn, Z. and Siegel, M. (2011) Electronic cigarettes as a harm reduction strategy for tobacco control: a step forward or a repeat of past mistakes? J Public Health Policy 32: 16–31.
132 2011 Caponnetto, P., Polosa, R., Auditore, R., Russo, C. and Campagna, D. (2011a) Smoking cessation with e-cigarettes in smokers with a documented history of depression and recurring relapses. Int J Clin Med 2: 281–284.
133 2011 Caponnetto, P., Polosa, R., Russo, C., Leotta, C. and Campagna, D. (2011b) Successful smoking cessation with electronic cigarettes in smokers with a documented history of recurring relapses: a case series. J Med Case Rep 5: 585.
134 2011 Etter, J. and Bullen, C. (2011) Electronic cigarette: users profile, utilization, satisfaction and perceived efficacy. Addiction 106: 2017–2028.
135 2011 Lotfipour, S., Arnold, M., Hogenkamp, D., Gee, K., Belluzzi, J. and Leslie, F. (2011) The monoamine oxidase (MAO) inhibitor tranylcypromine enhances nicotine self-administration in rats through a mechanism independent of MAO inhibition. Neuropharmacology 61: 95–104.
136 2011 Polosa, R., Caponnetto, P., Morjaria, J., Papale, G., Campagna, D. and Russo, C. (2011) Effect of an electronic nicotine delivery device (e-Cigarette) on smoking reduction and cessation: a prospective 6-month pilot study. BMC Public Health 11: 786.
137 2011 Werley, M., McDonald, P., Lilly, P., Kirkpatrick, D., Wallery, J., Byron, P. et al. (2011) Non-clinical safety and pharmacokinetic evaluations of propylene glycol aerosol in Sprague-Dawley rats and Beagle dogs. Toxicology 287: 76–90.
138 2010 Hadwiger, M., Trehy, M., Ye, W., Moore, T., Allgire, J. and Westenberger, B. (2010) Identification of amino-tadalafil and rimonabant in electronic cigarette products using high pressure liquid chromatography with diode array and tandem mass spectrometric detection. J Chromatogr A 1217: 7547–7555.
139 2010 Riess, U., Tegtbur, U., Fauck, C., Fuhrmann, F., Markewitz, D. and Salthammer, T. (2010) Experimental setup and analytical methods for the non-invasive determination of volatile organic compounds, formaldehyde and NOx in exhaled human breath. Anal Chim Acta 669: 53–62.
140 2010 Rigotti, N., Pipe, A., Benowitz, N., Arteaga, C., Garza, D. and Tonstad, S. (2010) Efficacy and safety of varenicline for smoking cessation in patients with cardiovascular disease: A randomized trial. Circulation 121: 221–229.
141 2009 Food and Drug Administration (2009) FDA and Public health experts warn about electronic cigarettes. Available at: http://www.fda.gov/NewsEvents/ Newsroom/PressAnnouncements/ucm173222.htm (Accessed: 20 November 2013).
142 2009 Laugesen, M. (2009). Ruyan®E-cigarette Bench-top tests. Society for Research on Nicotine and Tobacco (SRNT) Dublin, Poster 5-11. Available at: http:// www.healthnz.co.nz/DublinEcigBenchtopHandout. pdf [accessed 20 November 2013]. Le Houezec, J., McNeill, A. and Britton, J. (2011) Tobacco, nicotine and harm reduction. Drug Alcohol Rev 30: 119–123.
143 2009 Mayers, M. (2009) FDA acts to protect public health from electronic cigarettes. Campaign for Tobacco-Free Kids statement. Available at: http:// www.tobaccofreekids.org/press_releases/post/id_1166 (Accessed: 20 November 2013).
144 2009 Moore, D., Aveyard, P., Connock, M., Wang, D., Fry-Smith, A. and Barton, P. (2009) Effectiveness and safety of nicotine replacement therapy assisted reduction to stop smoking: systematic review and meta-analysis. BMJ 338: b1024.
145 2009 Westenberger, B. (2009) Evaluation of e-Cigarettes. St.Louis, MO: Department of Health and Human Services, Food and Drug Administration, Center for Drug Evaluation and Research, Division of Pharmaceutical Analysis. Available at: http://www.fda. gov/downloads/drugs/Scienceresearch/UCM173250. pdf (Accessed: November 10, 2013).
146 2008 Laugesen, M. (2008) Safety Report on the Ruyan® e-cigarette Cartridge and Inhaled Aerosol. Available at: http://www.healthnz.co.nz/ RuyanCartridgeReport30-Oct-08.pdf (Accessed: 18 November 2013).
147 2008 Ravindra, K., Wauters, E. and Van Grieken, R. (2008) Variation in particulate PAHs levels and their relation with the transboundary movement of the air masses. Sci Total Environ 396: 100–110.
148 2006 McClernon, F., Hiott, F., Westman, E., Rose, J. and Levin, E. (2006) Transdermal nicotine attenuates depression symptoms in nonsmokers: a double-blind, placebo-controlled trial. Psychopharmacology (Berl) 189: 125–133.
149 2006 Rodu, B. and Godshall, W. (2006) Tobacco harm reduction: An alternative cessation strategy for inveterate smokers. Harm Reduct J 3: 37.
150 2006 Rose, J. (2006) Nicotine and nonnicotine factors in cigarette addiction. Psychopharmacology (Berl) 184: 274–285.
151 2006 Schiller, J. and Ni, H. (2006) Cigarette smoking and smoking cessation among persons with chronic obstructive pulmonary disease. Am J Health Promot 20: 319–323.
152 2005 Hukkanen J, Jacob P III, Benowitz N L (2005) – Metabolism and Disposition Kinetics of Nicotine – Pharmacological Reviews (2005)
153 2005 De Leon, J. and Diaz, F. (2005). A meta-analysis of worldwide studies demonstrates an association between schizophrenia and tobacco smoking behaviors. Schizophr Res 76: 1351–1357.
154 2005 Guillem, K., Vouillac, C., Azar, M., Parsons, L., Koob, G., Cador, M. et al. (2005) Monoamine oxidase inhibition dramatically increases the motivation to self-administer nicotine in rats. J Neurosci 25: 8593–8600.
155 2005 Hubbard, R., Lewis, S., Smith, C., Godfrey, C., Smeeth, L., Farrington, P. et al. (2005) Use of nicotine replacement therapy and the risk of acute myocardial infarction, stroke, and death. Tob Control 14: 416–421.
156 2005 Peters, A. (2005) Particulate matter and heart disease: evidence from epidemiological studies. Toxicol Appl Pharmacol 207: 477–482.
157 2005 Varughese, S., Teschke, K., Brauer, M., Chow, Y., van Netten, C. and Kennedy, S. (2005) Effects of theatrical smokes and fogs on respiratory health in the entertainment industry. Am J Ind Med 47: 411–418.
158 2004 Ambrose, J. and Barua, R. (2004) The pathophysiology of cigarette smoking and cardiovascular disease: an update. J Am Coll Cardiol 43: 1731–1737.
159 2004 WHO-IARC (2004) IARC monographs on the evaluation of carcinogenic risks to humans. Volume 83, tobacco smoke and involuntary smoking. Available at: http://monographs.iarc.fr/ENG/Monographs/vol83/ mono83.pdf. (Accessed: 20 November 2013).
160 2003 American Chemistry Council (2003) Ethylene Glycols: Considerations Against Use in Theatrical Fogs/Mist and Artificial Smoke. Available at: http:// www.americanchemistry.com/ProductsTechnology/ Ethylene-Glycols-2/PDF-Ethylene-Glycols-Fog- Information-Sheet.pdf (Accessed: 20 November 2013).
161 2003 Yudkin, P., Hey, K., Roberts, S., Welch, S., Murphy, M. and Walton, R. (2003) Abstinence from smoking eight years after participation in randomised controlled trial of nicotine patch. BMJ 327: 28–29.
162 2002 Czekaj, P., Pałasz, A., Lebda-Wyborny, T., Nowaczyk- Dura, G., Karczewska, W., Florek, E. et al. (2002) Morphological changes in lungs, placenta, liver and kidneys of pregnant rats exposed to cigarette smoke. Int Arch Occup Environ Health 75 (Suppl): S27–S35.
163 2001 Wieslander, G., Norbäck, D. and Lindgren, T. (2001) Experimental exposure to propylene glycol mist in aviation emergency training: acute ocular and respiratory effects. Occup Environ Med 58: 649–655.
164 2000 Moline JM, Golden AL, Highland JH, Wilmarth KR & Kao AS (2000) – Health effects evaluation of theatrical smoke, haze and pyrotechnics.
165 2000 Brown, S., Inskip, H. and Barraclough, B. (2000) Causes of the excess mortality of schizophrenia. Br J Psychiatry 177: 212–217
166 2000 Environmental Protection Agency (2000) Cinnamaldehyde (040506) fact sheet. Available at: http://www.epa.gov/pesticides/chem_search/ reg_actions/registration/fs_PC-040506_1-Oct-98.pdf (Accessed: 20 November 2013).
167 1999 Guslandi, M. (1999) Nicotine treatment for ulcerative colitis. Br J Clin Pharmacol 48: 481–484.
168 1999 Lúdvíksdóttir, D., Blöndal, T., Franzon, M., Gudmundsson, T. and Säwe, U. (1999) Effects of nicotine nasal spray on atherogenic and thrombogenic factors during smoking cessation. J Intern Med 246: 61–66.
169 1999 Nitenberg, A. and Antony, I. (1999) Effects of nicotine gum on coronary vasomotor responses during sympathetic stimulation in patients with coronary artery stenosis. J Cardiovasc Pharmacol 34: 694–699.
170 1998 Benowitz, N., Zevin, S. and Jacob, P. III (1998) Suppression of nicotine intake during ad libitum cigarette smoking by high-dose transdermal nicotine. J Pharmacol Exp Ther 287: 958–962.
171 1998 Greenland, S., Satterfield, M. and Lanes, S. (1998) A meta-analysis to assess the incidence of adverse effects associated with the transdermal nicotine patch. Drug Safety 18: 297–308.
172 1998 Zevin, S., Benowitz, N. and Jacob, P. (1998) Doserelated cardiovascular and endocrine effects of transdermal nicotine. Clin Pharmacol Ther 64: 87–95.
173 1997 Benowitz N L, Zevin S, Jacob P III (1997) – Sources of variability in nicotine and cotinine levels with use of nicotine nasal spray, transdermal nicotine, and cigarette smoking – British Journal of Clinical Pharmacology (1997)
174 1997 Benowitz, N. and Gourlay, S. (1997) Cardiovascular toxicity of nicotine: implications for nicotine replacement therapy. J Am Coll Cardiol 29: 1422– 1431.
175 1996 Murray, R., Bailey, W., Daniels, K., Bjornson, W., Kurnow, K., Connett, J. et al. (1996) Safety of nicotine polacrilex gum used by 3,094 participants in the Lung Health Study. Lung Health Study Research Group. Chest 109: 438–445.
176 1995 Seaton, A., MacNee, W., Donaldson, K. and Godden, D. (1995) Particulate air pollution and acute health effects. Lancet 345: 176-178.
177 1993 Pryor, W. and Stone, K. (1993) Oxidants in cigarette smoke: radicals, hydrogen peroxide, peroxynitrate, and peroxynitrite. Ann NY Acad Sci 686: 12–28.
178 1992 Environmental Protection Agency (1992) EPA Report/600/6-90/006F. Respiratory health effects of passive smoking: lung cancer and other disorders. Washington, DC. Available at: http://oaspub.epa. gov/eims/eimscomm.getfile?p_download_id=36793 (Accessed: 20 November 2013).
179 1992 Renne, R., Wehner, A., Greenspan, B., Deford, H., Ragan, H., Westenberg, R. et al. (1992) 2-Week and 13-Week Inhalation Studies of Aerosolized Glycerol in Rats. Inhal Toxicol 4: 95–111.
180 1991 Rose, J. and Levin, E. (1991) Inter-relationships between conditioned and primary reinforcement in the maintenance of cigarette smoking. Br J Addict 86: 605–609.
181 1991 Russell, M. (1991) The future of nicotine replacement. Br J Addict 86: 653–658.
182 1989 Hajek, P., Jarvis, M., Belcher, M., Sutherland, G. and Feyerabend, C. (1989) Effect of smoke-free cigarettes on 24 h cigarette withdrawal: a double-blind placebocontrolled study. Psychopharmacology (Berl) 97: 99–102.
183 1989 Sahakian, B., Jones, G., Levy, R., Gray, J. and Warburton, D.(1989) The effects of nicotine on attention, information processing, and short-term memory in patients with dementia of the Alzheimer type. Br J Psychiatry 154: 797–800.
184 1987 Benowitz N L et al. (1987) – Prolonged absorption with development of tolerance to toxic effects after cutaneous exposure to nicotine – Clinical Pharmacology & Therapeutics (1987)
185 1985 Antal, M., Mok, W., Roy, J. and T-Raissi, A. (1985) Pyrolytic sources of hydrocarbons from biomass. J Anal Appl Pyrol 8: 291–303.
186 1983 Stein, Y., Antal, M. and Jones, M. (1983) A study of the gas-phase pyrolysis of glycerol. J Anal Appl Pyrol 4: 283–296.

ACTUALIZACIÓN PHE 2018: LOS CIGARRILLOS ELECTRÓNICOS ESTÁN ACELERANDO LA CAÍDA DE LAS TASAS DE TABAQUISMO EN REINO UNIDO

Dejar-de-Fumar

El Ministerio de Sanidad de Reino Unido acaba de publicar la actualización del informe PHE realizando la revisión 2018 de toda la evidencia científica disponible acerca del cigarrillo electrónico y los dispositivos Heat not Burn.

El informe llevado a cabo por expertos independientes y sin nexo alguno con la industria tabaquera o del cigarrillo electrónico, tales como los Profesores Robert West, Ann McNeil, Linda Bauld, Lion Shahab, John Britton o Peter Hajek, entre otros, nos presenta una actualización del PHE 2015 cubriendo campos como el uso de cigarrillos electrónicos en jóvenes y adultos, la percepción pública del producto, el impacto en la cesación tabáquica, la evaluación de los riesgos para la salud y el papel de la Nicotina.

Los hallazgos clave de la actualización son los siguientes:

  • El vapeo plantea sólo una pequeña fracción de los riesgos de fumar y cambiar completamente de fumar a vapear transmite sustanciales beneficios para la salud;
  • Los cigarrillos electrónicos podrían estar contribuyendo al menos a 20,000 nuevos casos de éxito en la cesación por año y posiblemente muchos más;
  • El uso de cigarrillos electrónicos se asocia con mejores tasas de éxito de abandono en el último año y una caída acelerada en las tasas de tabaquismo en todo el país;
  • Muchos miles de fumadores creen incorrectamente que vapear es tan dañino como fumar; alrededor del 40% de los fumadores ni siquiera han probado un cigarrillo electrónico;
  • Hay muchos malentendidos públicos sobre la nicotina. Menos del 10% de los adultos entienden que la mayoría de los daños a la salud por fumar no son causados por la nicotina;
  • El uso de cigarrillos electrónicos en el Reino Unido se ha estancado en los últimos años en poco menos de 3 millones;
  • La evidencia no respalda la preocupación de que los cigarrillos electrónicos son una puerta de entrada al tabaquismo entre los jóvenes. Las tasas de fumadores jóvenes en el Reino Unido continúan disminuyendo. El uso regular es raro y se limita casi por completo a las personas que han fumado.

La revisión de evidencia de PHE se produce unas semanas después de que un informe de las Academias Nacionales de Ciencias, Ingeniería y Medicina de EE. UU. informe sobre los cigarrillos electrónicos. Su conclusión sobre la seguridad de los cigarrillos electrónicos también apoya que, de acuerdo con la evidencia disponible, “es probable que los cigarrillos electrónicos sean mucho menos dañinos que los cigarrillos de tabaco combustibles”.

Declaraciones:

El Profesor John Newton, Director de Salud en PHE dijo:

“Cada minuto alguien ingresa en el hospital por fumar, con alrededor de 79,000 muertes al año solo en Inglaterra.

“Nuestra nueva revisión refuerza el hallazgo de que el vapeo implica sólo una fracción del riesgo de fumar, al menos un 95% menos dañino, y un riesgo insignificante para terceras personas. Sin embargo, más de la mitad de los fumadores o creen falsamente que el vapeo es tan dañino como fumar o simplemente no lo saben”.

“Sería trágico que miles de fumadores que podrían dejar de fumar con la ayuda de un cigarrillo electrónico se estén retrasando en la cesación debido a los falsos temores sobre su seguridad”.

La Profesora Ann McNeill, autora principal y catedrática de Tobacco Addiction en el King’s College de Londres, dijo:

“Es motivo de gran preocupación que los fumadores todavía tengan una comprensión tan pobre sobre qué causa el daño de fumar. Cuando las personas fuman cigarrillos de tabaco, inhalan una mezcla letal de 7.000 componentes del humo, 70 de los cuales se sabe que causan cáncer”.

“La gente fuma por la nicotina, pero al contrario de lo que la gran mayoría cree, la nicotina causa poco o nada de daño. El humo tóxico es el culpable y es la causa abrumadora de todas las enfermedades y muertes relacionadas con el tabaco. Ahora hay una mayor variedad de formas alternativas de obtener nicotina como nunca antes, incluida la goma de mascar de nicotina, el aerosol nasal, las pastillas y los cigarrillos electrónicos “.

La Profesora Linda Bauld, autora y catedrática de Política de Salud de la Universidad de Stirling y presidenta del Instituto de Investigación Conductual para la Prevención del Cáncer, Cancer Research UK dijo:

“Se ha expresado la preocupación de que el uso de cigarrillos electrónicos llevará a los jóvenes a fumar. Pero en el Reino Unido, la investigación muestra claramente que el uso regular de cigarrillos electrónicos entre los jóvenes que nunca han fumado sigue siendo insignificante, menos del 1%, y el consumo de tabaco entre los jóvenes sigue disminuyendo a un ritmo alentador. Necesitamos seguir de cerca estas tendencias, pero hasta ahora los datos sugieren que los cigarrillos electrónicos no están actuando como una vía para fumar regularmente entre los jóvenes “.

Llamamientos de PHE:

PHE hace un llamamiento a los fumadores y a varios organismos para que actúen sobre la evidencia:

Fumadores: cualquier persona que haya tenido problemas para dejar de fumar debería intentar cambiar a un cigarrillo electrónico y obtener ayuda profesional. El mayor éxito de abandono se da entre aquellos que combinan el uso de un cigarrillo electrónico con el apoyo de un servicio local para dejar de fumar.

Los servicios locales para dejar de fumar y los profesionales de la salud: deben brindar apoyo conductual a los fumadores que desean dejar de fumar con la ayuda de un cigarrillo electrónico. Un nuevo curso de capacitación sobre cigarrillos electrónicos para profesionales de la salud por parte del Centro Nacional para Dejar de Fumar ya está en marcha.

MHRA (Agencia de Medicamentos y Productos del Cuidado de la Salud): debe continuar trabajando en la regulación y licencia de productos de cigarrillos electrónicos y apoyar a los fabricantes para agilizar la concesión de licencias de cigarrillos electrónicos como ayuda medicinal para dejar de fumar. PHE cree que hay evidencia convincente de que los cigarrillos electrónicos estarán disponibles para los pacientes del NHS.

Instituciones del NHS: para convertirse en verdaderas Instituciones libres de humo, los cigarrillos electrónicos, junto con las terapias de reemplazo de nicotina, deberían estar disponibles para la venta en las tiendas de todos los hospitales; nuestras políticas sobre el vapeo ayudan a los fumadores a dejar de fumar y mantenerse libres de humo; se deben eliminar las zonas para fumadores; y el personal de primera línea debería aprovechar cada oportunidad para alentar y apoyar a los pacientes a dejar de fumar.

El nuevo Plan gubernamental de control del tabaco para Inglaterra incluye el compromiso de “maximizar la disponibilidad de alternativas más seguras al tabaco” y deja claro que los cigarrillos electrónicos tienen un papel importante que desempeñar para lograr la ambición de una generación sin humo.

TRUE BLUE (Clone)

TRUE BLUE

Ingredientes:

ml

Grams

%

Nicotine 1 mg (100% PG) 0.00 0.00 0.00
PG base 7.20 7.46 24
VG base 15.00 18.92 50

Total Base

22.2

26.38

74

Bavarian Cream (TPA) 1.20 1.20 4
Blueberry Wild (TPA) 3.00 3.00 10
Graham Cracker (Clear) (TPA) 1.50 1.50 5
Sweet Cream (TPA) 1.20 1.20 4
Vanilla Custard (TPA) 0.90 0.90 3

Total e-Liquid

30ml

34.18g

100%